Efikanutrición

Crea un hábito saludable para que te acompañe siempre

Cómo hacer para que nuestros jóvenes coman saludable: fruta y verdura

Hoy en día las nuevas generaciones de jóvenes vienen con muchas manías detrás, por suerte no todos, pero a la gran mayoría, no les gusta la verdura ni la fruta.

La educación viene desde niños y viene de la imitación de los propios padres, si quieres que tus hijos coman saludable debes dar ejemplo.

Si hay verduras y frutas en la mesa cada día, al final ellos verán como normal ese tipo de alimentos, pero si en tu mesa solo hay fritos, carnes y pescados rebozados, bollería, etc. que son alimentos súper palatables, si de pronto cambias e introduces la fruta o la verdura, te la van a tirar a la cabeza.

Empecemos introduciendo pequeños cambios en casa a la hora de comer, introduce poco a poco estos cambios y ves incorporándolos de uno en uno:

  • Compra fruta y yogures naturales sin azúcar, que de postre sólo haya para elegir yogur natural o la fruta de temporada que haya en ese momento. Es mejor la fruta entera que la exprimida o triturada pero para empezar puedes hacerla así de momento, para acabar siendo la masticada.
  • Una vez ya se hayan familiarizado con la fruta, en cada comida a medio día, pon un plato de ensalada para compartir: ensalada tradicional mediterránea, lechuga, tomate, zanahoria, pepino, cebolla, etc con solo hortalizas, de primero y antes de servir el plato principal, lo verán y si hay hambre de verdad lo probaran y si no, no pasa nada aunque al principio no coman ya lo harán con el tiempo, aunque digan que siempre lo mismo… las patatas fritas y las hamburguesas prefabricadas y la comida basura, seguro que de eso no se cansan ni les aburre.
  • Otro cambio podría ser hacer las verduras cocinadas en purés o cremas y qué por la noche primero empiecen con 1 día a la semana y luego se vaya ampliando a 3 días por semana.
  • Cocinar las verduras de manera que les resulten atractivas y sabrosas. Por ejemplo: berenjena o pimientos rellenos de carne con la misma pulpa de la verdura mezclada en ella, mini pizzas de calabacín donde la base es el propio calabacín y le ponemos encima para gratinar, tomate frito y queso rallado o pizza de base brócoli o coliflor con su tomate, queso y una lata de atún, etc.

Hay que tener mucha paciencia y poco a poco si somos los que cocinamos nosotros tenemos el poder para indicar que la cena o la comida que hay en la mesa es la que toca comer ese día.

No se puede estar cocinando otras cosas por el simple hecho de que  no les guste. Debemos reeducar con cariño y amor para que lo entiendan y muuucha paciencia.

No demos nada por perdido, y de verdad, merece la pena saber que se alimentan por su bien, para que sean adultos sanos.

Crea un hábito saludable para que te acompañe siempre.
Ana Belén.

Comparte y Sigueme

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Efikanutrición

Tema de Anders Norén

Te gusta mi blog? Suscribete :)